01.

La captación
de agua

El agua que abastece a la capital de la Plana se extrae del acuífero mediante quince captaciones hidrogeológicas. Las más relevantes son Aljibes 1, Aljibes 2 y Quintana, todas ellas con un volumen de captación superior a los 6.000 m3/día.

Las captaciones cuentan con el equipamiento necesario para optimizar su funcionamiento y permitir la extracción del recurso del acuífero e impulsarlo hasta los depósitos de regulación.

El sistema cuenta con siete depósitos de almacenamiento que satisfacen la demanda de la ciudad. El nuevo depósito de Bovalar, es el de mayor capacidad y puede almacenar hasta 14.000 m3.

Indicadores técnicos de captación 2019

02.

La red de
distribución

El agua sale de los depósitos por gravedad y es transportada a través de la red de distribución hasta los puntos de consumo.

En la actualidad, la red de distribución de agua se extiende prácticamente por todo el municipio y cuenta con más de 650 kilómetros de tuberías.

03.

Plantas de
ósmosis inversa

El servicio de abastecimiento dispone de siete fuentes en las que se puede obtener gratuitamente agua de menor dureza. Esta agua se trata mediante un proceso de osmosis inversa que permite eliminar gran parte de las sales disueltas. Las fuentes tienen una capacidad de suministro superior a los 11 millones de litros de agua al año.

Localización de las plantas de ósmosis

¿En qué consiste la ósmosis inversa?

El agua procedente de la red es sometida en la planta de ósmosis inversa, en primer lugar, a un tratamiento de filtración mediante carbón activo, posteriormente pasa por un tratamiento de filtración por cartucho y por un tratamiento de ósmosis inversa a través de membranas. El objetivo del filtro de carbón activo es la eliminación del cloro existente en la red para evitar daños en las membranas, así los filtros de cartucho retienen las partículas de mayor tamaño y la ósmosis inversa reduce las sales que posee el agua.

04.

Telelectura

El Ayuntamiento y FACSA aúnan esfuerzos para hacer la Ciudad de Castelló, un municipio aún más sostenible con el proyecto de telelectura, un ejemplo de éxito en la eficiencia del uso del agua.

La instalación de contadores inteligentes permite obtener gran cantidad de datos en tiempo real. La correcta utilización de esos datos proporciona información de gran valor para la gestión del abastecimiento: permite realizar balances de determinadas zonas, detectar fugas con mayor rapidez, reduciendo de este modo el tiempo de latencia y las pérdidas, o adaptar las condiciones de suministro a los hábitos de consumo de los abonados.

Beneficios para la ciudadanía

  • Control de consumo en tiempo real
  • Sistema de alerta: por un consumo elevado, fugas…
  • Precisión en la facturación

Beneficios para el municipio

  • Transparencia informativa
  • Orientación y agilidad en la toma de decisiones para la realización de mejoras en la infraestructura
  • Mayor capacidad de reacción ante posibles fugas o usos inadecuados del recurso
  • Gestión más eficiente y sostenible del recurso

05.

Control de calidad del agua

La calidad del agua de consumo está regulada en todos los países de la UE por una misma normativa comunitaria, la Directiva 98/83/CE. Esta normativa parte de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y se articula en España a través del Real Decreto 140/2003: Criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, que establece el control de los parámetros que deben medirse.

Los controles realizados por el Servicio de abastecimiento de agua potable del municipio de la Plana no se limitan a los establecidos por la norma. El sistema de control se refuerza con los controles adicionales que realiza FACSA, como concesionaria del servicio municipal, en el marco de su compromiso con la excelencia y la calidad. Estos controles se llevan a cabo en un laboratorio acreditado por la norma ISO 17025, máximo reconocimiento internacional que se le puede otorgar a un laboratorio de análisis.

En paralelo, la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana realiza otros controles de vigilancia sanitaria en todas las instalaciones y puntos de control de la red con el propósito de comprobar el cumplimiento de todos los requerimientos legislativos y asegurar que el agua cuente con todas las garantías para el consumo.

Durante el 2019 se han realizado un total de 949 análisis, 208 cumpliendo con lo establecido en el Real Decreto 140/2003 y 13/2000, y los 741 restantes fruto de las medidas de control adicional establecidas por FACSA y  el Ayuntamiento. Estas últimas se concentran en pozos, depósitos, red de distribución i plantas de ósmosis.

La empresa gestora

FACSA es la empresa responsable de gestionar el Servicio municipal de abastecimiento de agua potable del municipio de Castelló de la Plana. Fue fundada en el año 1873, precisamente con el objetivo de dotar a la capital de una moderna red de distribución de agua potable.

La experiencia acumulada durante los más de 145 años de trayectoria, la solvencia técnica del equipo humano y el interés por el desarrollo del entorno han hecho posible responder con éxito a las necesidades y los retos asociados al abastecimiento de agua y la sostenibilidad de la ciudad de Castelló, así como de los demás los territorios en los que está presentes.

Áreas de actuación